0

¿Merece la pena invertir en la Tripp Trapp de Stokke?

Rotundamente Sí merece la pena y os cuento por qué.

Desde hace unas semanas disfrutamos en casa de nuestra silla Tripp Trapp de STOKKE. Seguro que muchas la habéis visto ciento de veces pero estoy segura que nunca os habéis parado a pensar en la multitud de posibilidades y prestaciones que nos ofrece.

Creo que es primordial compartir el momento de comer con nuestros hijos, o al menos intentarlo, y de esa manera crear una unión con la familia. Sentarnos a la mesa, tener ese ratito de conversación, compartir alimentos y disfrutar de la compañía. Está claro, que esto todos los días es imposible, pues siempre surgen imprevistos, o una llega más cansada, etc…Pero considero que es importante mantener esa unión de todos juntos a la mesa. Esta, entre otras, fue una de las razones por las que me decidí por la silla evolutiva de STOKKE. A parte de que su diseño me encanta (punto muy importante para integrarla en la deco de casa), su comodidad es fundamental.

Nosotros elegimos el color madera natural con el cojín clásico gris Twedd. Está totalmente diseñada para arrimar al bebé a la mesa y no dejarlo desplazado mientras los adultos comen o disfrutan de una sobremesa. Su diseño inteligente proporciona libertad de movimiento gracias a la posibilidad de regular la profundidad y la altura del asiento y del reposapiés. Cuando esté bien regulada, el niño estará sentado en una posición ergonómicamente correcta y cómoda para cualquier edad.

Al ser Mateo más mayor, la pedimos únicamente con el Baby Set para evitar caídas, aunque en verdad ya ni lo usamos porque sube y baja el solo de silla y resulta más cómodo para ambos.

Otra de las razones por las que elegimos Stokke es porque dura para toda la vida. Conozco gente con hijos en la universidad todavía la usan como silla de estudio!  Con lo cual, aunque es una inversión, la durabilidad es para siempre.

Además no solo la usamos para sentarnos juntos a la mesa, también para trabajar y colorear.

Y aprovechando que os quería contar lo contenta que estamos con nuestra trona os dejo algunos ejemplos de cenas que le preparo a Mateo, bueno y en alguna ocasión mi madre jeje.

CENA 1:

-Crema de calabaza con trocitos de jamón serrano y semillas de sésamo.

-Huevo duro con AOVE.

-Salchicha de pollo de carnicería.

CENA 2:

  • Ensalada de verduras: brócoli, zanahoria y coliflor.

CENA 3:

  • Caldo de cocido con albóndigas, patata y zanahoria.

 

Si queréis ver los diferentes colores que hay os dejo el link directo

AQUÍ