Mi primer trimestre de EMBARAZO

En Maternidad

Hace apenas una semana os daba la noticia de mi segundo embarazo con un bonito vídeo que nos hizo Miriam Alegria. Si aún no lo has visto pincha aquí.

Muchas son las preguntas que me habéis estado haciendo estos días,incluso si era buscado! claro que sí! con la edad que tenemos uno sabe perfectamente lo que hace y a lo que se arriesga, no es para andar con tonterías, creo yo, pues ser padres conlleva mucha responsabilidad como para no pensarlo no? por eso, me decido a escribiros este post y así os cuento con más detalle cómo lo estamos viviendo.


Como ya sabéis Mateo nació por cesárea, y me dijeron que para buscar un segundo, lo conveniente era esperarse dos años. Recuerdo que cuando Mateo tenía unos 15 meses ya nos planteamos que queríamos volver a ser padres, pero con la preparación de la boda era impensable, por eso decidimos esperar. Tampoco sabíamos que Mateo iba a convertirse en un bebé TAN INTENSO, (propio de la edad evidentemente). Esto hizo que decidiéramos esperar un poco más, porque viendo lo agotador que era, como para criar a dos!

Siempre he sido de reglas súper regulares, cada 28 días exactamente. En febrero decidimos volver a intentarlo y me apunté mi última regla. Usé la app de la aplicación de la pulsera Ava que ya os hablé de ella hace unos meses y así ver mis días fértiles. Simplemente por ver si funcionaba realmente para concebir, pues yo la usaba para conocer un poco mejor mi cuerpo. El caso, es que me sacó los 5 días fértiles y casualidad que uno de esos días surgió. Yo no sé si fue casualidad o es que soy más fértil de lo que pensaba (con Mateo tardamos unos 3 meses), pero ahí empezó de nuevo la aventura.

Noté enseguida que estaba embarazada, antes incluso de hacerme el test. Primero por el pecho, que se me hinchó muchísimo y ya nunca me pasaba a pesar de bajarme el periodo y segundo porque el día antes de mi siguiente regla me puse malísima: descomposición de cuerpo, angustia y vómitos.

Todos esos síntomas menos mal que nunca más volvieron. Si que tengo días de altibajos. Días en los que siento “asco”, no sé cómo explicarlo, no me da angustia nada pero si que estoy como asqueada y sin ganas de nada, solo con ganas de llorar, y el caso es que no me pasa nada! pero las hormonas me j…. Por las mañanas me levanto con ganas de comerme el mundo, pero cuando llegan las 14.00h me empiezo a embajonar y solo tengo ganas de acostarme.Me encuentro cansada y con sueño. Me veo mal con casi todo lo que me pongo. Con Mateo en el primer trimestre cogí muy poco peso, de hecho podía usar mis pantalones hasta casi cerca de los 3/4 meses. Con este embarazo, a las 7 semanas ya tuve que tirar de pantalones premamá. He cogido unos 4 kilos ya! Se me ha puesto culazo (y no me refiero a un culo top). El pecho es descomunal. A mi que no me gusta tener pecho grande, lo llevo fatal!! Me apetece comer todo el rato. Ahora parece que esa ansiedad ha cesado y menos mal que como bastante sano y evito sobre todo dulces y ultraprocesados. Siempre he sido más de salado, pero con Mateo me flipaba ir con mis primas a comer gofre a la taza. Era una sensación de placer indescriptible. Por suerte, ahora me apetece mucha fruta y se me hace la boca agua pensando en piña, manzanas y ciruelas.  Gracias señor por librarme del resto de amenazas….Y gracias Carlos Ríos por alejarme aún más de Matrix, aunque en verdad siempre he sido bastante prudente 😛

Sí, estar embaraza también es una putada. No puedes comer de todo aquello que te gustaría por las millones de teorías que hay. Y os digo esto, porque he hablado con diferentes ginecólogos y matronas y cada uno me dice una cosa.

Estar embaraza siendo madre de un bebé de 29 meses es cansado. No puedo coger casi a Mateo, pues pesa cerca de los 17 kilos o más y no debo hacer muchos esfuerzos y más en el primer trimestre. Él todavía es bebé y necesita de mis brazos por muy grande que parezca. Eso hace que me frustre y me entristezca. Ahora ya por las mañanas antes de ir al cole él me dice: mano eh mamá…porque sabe que de la mano sí, pero otras muchas me pide brazos, llora y yo me enervo aún más de querer y no poder.

Y después de todo lo “menos bueno” que conlleva un segundo embarazo, también tiene su lado bueno.

Quería ser madre joven y que se llevaran poquito entre ellos, de esa manera crecen juntos y de una vez paso toda la locura. A Mateo le quitaré el pañal en verano y en noviembre empezaré a ponerlos de nuevo. Mis hijos se van a llevar cerca de 3 añitos. Con lo cual, compartirán juegos y los mejores años de su infancia creciendo juntos.

Me dicen que soy una valiente. Frase que no entiendo muy bien. Mi hermano y yo nos llevamos 22 meses y mis padres lo superaron, tengo amigos con dos hijos pequeños y también se pasa. Está claro, que para tomar esta decisión tienes que ser consciente de lo que te viene, y más teniendo la experiencia de un primero (dónde todas idealizamos la maternidad y luego no es como pensábamos). Pero si la mayoría repiten será por algo no? También hay que ver las circunstancias de cada uno y cómo se vive la maternidad. Yo sé que tendré mis momentos de bajón, de llorar, de no llegar a todo, de estar cansada permanentemente, de querer desfogarme y salir más de lo que quisiera, pero yo priorizo, y para mi lo primero serán mis hijos, su crianza y su educación, el resto puede esperar. (Esto lo digo ahora, pero cuando esté en pleno caos, solo querré irme de cañas y desconectar jaja).

Creo que me estoy yendo por las ramas con este post jeje, pero me está sirviendo para desahogarme, que lo necesito.

¿Qué prefiero? ¿niño o niña? La pregunta del millón!! Veamos, lo primero, aunque suene a tópico, es que el bebé venga sano. Como maestra que soy, veo a diario casos de muchos niños con problemas, por eso, para mi lo principal es que me hijo nazca bien, sano y fuerte.

Con Mateo tenía la intuición que iba a ser chico, quería un niño, no sé, siempre me he visto más con chicos. Por él, ahora me gustaría un hermanito. A mi, a veces, por cambiar un poco el rol y ver cómo es, me gustaría un niña, pero es que tampoco lo tengo claro! Estoy en un momento que no sé ni lo que quiero…Hasta que no me lo digan soy incapaz de imaginarme un sexo u otro. Y estoy deseando para poder dirigirme a él o ella.

Respecto al tiempo del que estoy, para mi estoy de 13 semanas, sin embargo, por el tamaño del bebé, estoy de 12+4. Es decir, aún no he acabado el primer trimestre!! Dioos, en lugar de avanzar voy para atrás! se me está haciendo muy largo…

También me habéis preguntado que cómo llevo eso de “desbancar” a Mateo, y para nada lo veo así. Mateo es mi Mateo, mi bebé y mi quitapenas y lo mejor que puedo darle en la vida es un hermano/a con el que compartir momentos únicos. Es el mejor regalo que le puedo dar estoy segura. Además él es un niño súper cariñoso y seguro que tratará con mucho amor a su hermano/a. Evidentemente tendrá sus momentos de querer llamar la atención, pues es el primer nieto por parte de mi familia y el más pequeñín por parte de la familia de Patri, así que imaginaros lo protagonista que es! Pero creo que lo va a llevar bien, ya os contaré sino tengo que recular en este aspecto. De momento, hay días que me da besos en la barriga y me busca el ombligo porque se piensa que el bebé está ahí. Yo lo estoy haciendo partícipe desde el minuto 1 y aunque es pequeño y parece que no se entera, presiento que algo va notando.

Y a pesar de todo lo que supone ser mamá, y por todo lo que tiene que pasar la mujer. La maternidad es maravillosa (a veces) y no cambiaría nada por volver a tener mi vida de antes, porque aunque ante todo soy mamá, nunca he dejado de ser mujer.


No sé si me dejo algo ya que he ido escribiendo sobre la marcha. Podéis dejarme cualquier otra pregunta en comentarios.

Gracias por llegar hasta aquí.

CAMISETA BONICA (LUCIA BE)

 

 

Últimas Publicaciones
Comentarios
  • Marta
    Responder

    Hola!!!
    Ayyy como te entiendo! Tengo un peque más o menos de la edad de Mateo y con 25 meses se convirtió en hermano mayor y por partida doble, vinieron dos!!!!!!! Al principio pase mucho miedo pues estábamos seguros de querer un hermanito para nuestro peque pero dos de golpe … eso nos superaba y rompía todos nuestros esquemas . Ahora dos meses y medio después te puedo contar que si que es cansado , es agotador, a veces desesperante y otras frustrante pero es lo mejor que nos ha podido pasar !! Mario es un hermano mayor súper cariñoso aún siendo tan peque lo está llevando fenomenal, les da besitos , nos ayuda con el chupe y Lis pañales, los balancea cuando están en la hamaquita, les habla e incluso en la guarde le cuanta a sus Profe cositas de sus hermanos pero no te voy a engañar a veces tiene momentos terribles y necesita de nuestra atención y eso hacemos darle toda la atención que nos pide pues los peques aún no se enteran de nada pero él sí
    Para mí lo peor fue el tiempo que estuve en hospital y luego la semana de incubadora ,pues fueron prematuros , sin poder estar con Mario todo lo que hubiera querido y él pues lo notaba y me echaba de menos pero al volver a casa todo volvió a la normalidad . Te cuento todo esto para que sepas que tendrás sentimientos encontrados , a veces sentís que había traicionado a mi pequeño , pero como bien dices es lo mejor que le habéis podido regalar a Mateo , un compi de juegos y vida !!!
    Disfruta de tu embarazo , disfruta de Mateo y piensa … bueno recuerda que lo peor son los tres primeros meses tanto en el embarazo como en el post embarazo luego todo pasa.
    Un beso y enhorabuena!!

    Pd: muy fan de Mateo

Deja un comentario